58_0

No se suele seguir con buenas intenciones. Eustaquio no es el tipo de persona a quien se seguiría para darle una simpática sorpresa. Menos aún en un día como hoy. ¿Entonces?

El perseguidor podría ser alguien que ha estado atento a las comunicaciones; alguien metódico que se ha entretenido contando los asaltantes que entraron al Susurro (44) y los que salieron (43+Tabera); alguien que sabría que faltaba uno, y que cuando ha visto salir a ese individuo discreto, de tapadillo, que lanza un extraño par de besos a un cadáver, entonces haya decidido seguirle. Perseguirle.

No es posible conocer la intención del perseguidor, pero podría especularse sobre ella. Quizá quiera comprender por qué queda solo uno vivo, o quizá le quiera matar y deborar para hacerse con LON.

Si este fuese el caso… Si Eustaquio muriese también hoy, como su clon, asesinado, hay quien se puede preguntar —Berta, posiblemente— si sería un hecho casual o simplemente ha seguido el destino de Cero, por compartir su condición.