35_A1

Vas a verla

A tomar por. Tiene razón Berta. Vamos a vernos. Solo tienes que decírselo a Eustaquio y punto; pasar el trago de una vez: saldrás de esta condenada cárcel y volverás al exterior, pero esta vez a las claras y con todo el tiempo del mundo, tendréis ese encuentro presencial, le darás esa satisfacción —se dice que dar una satisfacción es mejor que recibirla, a ver.

Podrás comprobar si el aroma de Berta es el mismo que hueles con los emuladores y conocer su cuello, su saliva, escuchar su voz al natural; con esos otros sensores que son tus sentidos; puede ser una experiencia interesante.

Pero lo primero es lo primero. Eustaquio.