35_A1_1

¿A qué viene es esa cara? ¿Qué cara? Venga Cero, joder, que somos iguales; ¿qué es lo que pasa? Pues, que voy a salir, me voy a encontrar con Berta. 

Te lo esperabas peor; su reacción ha sido fría pero no ha intentado evitarlo y eso te resulta curioso. Quizá haya sido la determinación que reflejaba tu cara —evidentemente conoce esa expresión—; habrá sabido que era inútil tratar de evitarlo, tan solo ha preguntado Salir a qué, a dónde. Pero han sido preguntas sin convicción, sin interés en la respuesta que ni siquiera ha atendido; le importaban una mierda el qué y el dónde. Queremos vernos en presencial. Ha sido decir eso y ya. Tan solo te ha dado unas indicaciones en tono asertivo. Intenta que no te vean, Cero, lleva escafandra, ya sabes que tengo planes —el misterioso Plan, sí—. Gracias, Eus. No sabes por qué, pero le has dado las gracias y has sonreído como el sumiso al que le quitan la correa.

Solo los clones hacemos cosas así, somos los nuevos sumisos, diría Berta.

Cuando ya te ibas, cuando menos lo esperabas, Eustaquio te ha sorprendido con un: Pásalo bien. No has sabido qué contestar.