Estoy abierto…

Se tiene que estar abierto a replanteárselo todo. Ser doctrinario o inmovilista es un extremo tan ridículo como tirarse de una ventana tan solo porque otro lo haga. Pero replantearse cualquier cosa es saludable. Así lo veo yo. 

¿Qué tiene de bueno plantearse una cana al aire? Desde luego medir tu situación sentimental y tus ganas de vivir. Si tienes unas ganas tremendas, compártelo con tu pareja. Algo pasa. Si no tienes pareja, vamos a ello. Si quieres terapia sentimental, puedes llamarme al 649 27 xx  xx 😄 😂. No, en serio, ver a los súper descocados, sí y sí, me da qué pensar y replantearme si yo querría algo así. Ya veremos qué concluyo. Je.