35_b1_1

Cero, no tenía que haber cortardo antes, lo siento. Perdóname tú, Berta, te hablé mal. Lo sé, Cero, y me duele que lo hagas, te estoy comunicando por eso, no me parece justo que me trates así cuando lo que hago es escucharte e intentar ayudar. Lo sé, Berta, pero a veces me siento presionado. No te sientas así, no es mi intención, Cero, y comprendo que quedar físicamente es un gran paso y entiendo que quieras tener presente a Eustaquio; buscar tu propio camino y defenderlo es complicado; yo ya rompí con mi original y eso me vuelve impaciente, estoy convencida de que a ti te vendría bien hacerlo, pero reconozco que quizá me meto de más y son cosas que tienes que gestionar tú solo.

—No siento que te metas de más, de verdad, pero necesito mis tiempos.

—Lo entiendo.

—Me gusta cómo estamos, y por eso y solo por eso es que no quiero cambiar nada.

—Lo respeto, Cero, ya sabes que yo no opino así y me duele que no quedemos en presencial, pero trataremos de ver cómo lo hacemos.