35_B0

Tú eres parte de lo que soy, pero también lo es Eustaquio.

—Me gusta ser parte de ti.

—Y lo eres. Pero no quieras que obvie mi ADN, no puedo. Condiciona mis pensamientos y mis decisiones; sé que me va a doler la espalda si no hago natación, como a él; sé que me gusta más el azul que el ocre, como a él.

—No te obsesiones con eso. El ADN es una variable más de un sistema complejo.

—Una variable con bastante peso.

—Que os hace idénticos hasta un segundo después de nacer. A partir de ahí empezáis a diferenciaros. Piensas tú, vives tú, no él. Y es eso lo que te hace lo que eres, Cero, querido.

—No me llames querido, eso me lo llama él.

—Pues, Cero, gruñón.

—Ja.

—Cero, cabezón.

—Vale, vale.

—Oye, quiero abrazarte en presencial, quiero notar tu calor, sin emuladores ni sensores. 

—A mí también me gustaría oler tu piel y comprobar si coincide el olor.

—Hagámoslo, quedemos ahora mismo, ya, sal de tu ático, sal a la carrera. 

—Joder, qué precipitación.

—A veces soy impulsiva, je.

—Pues me atosiga tu condenada impulsividad, me atosigas con tanta puta insistenci/

Se corta la comunicación. Berta ha cortado la comunicación.