25A

Le agarras la mano a Berta —ha sido un reflejo a cierta sensación de miedo—, porque os envuelve una bruma que matiza los colores y desenfoca las siluetas. Es un temor tontaina; pero que te ha dado mucho gusto porque Berta no se ha soltado ni te ha mirado raro. Seguís caminando dados de la mano. El ambiente se aromatiza de húmedo y ¿azúcar?; silba un rumor agudo de gotear dentro de una cueva. Pero no estáis dentro de ninguna cueva, que tú sepas. Ya no se distingue suelo ni cielo ni delante derecha izquierda o detrás. No ves más de un palmo. Sientes un cosquilleo incómodo en la mano que te sostiene Berta. Miras. Te miras la mano y ves a Berta lamiéndotela.

Te está lamiendo la mano y ahora te arranca un trozo verdoso con trocitos de macadamia; ráfagas de viento empiezan a disipar la bruma. Se acercan unicornios al trote, se paran frente ti y —con naturalidad— ellos también lamen. Eres helado. Verde. Te lamen y comen cuatro unicornios, Berta y un par de sapos. No consigues moverte; por mucho que te esfuerces, tan solo desplazas unos milímetros las masas de helado que son tus piernas y brazos y torso, no puedes evitar que sus caras de disfrute estén acabando contigo lenguetazo a lenguetazo.

El sol termina por desvanecer la bruma y pone a brillar tu sabor verdoso, posiblemente pistacho. Hueles rico y debes saber rico. Gracias a un salto portentoso, uno de los sapos se te ha metido dentro, está comiéndote desde lo que fue tu fémur; Berta y el largo cuello de un unicornio con cuerno de cucurucho, se ocupan de lo que empieza a derretirse por atrás, te lamen espalda y culo.

La montaña ha elegido un PentaTheo de cosquillas para ti, porque derretirte y ser lamido y chupeteado hace unas cosquillas que —cuando te —, son agradables.
Ya. Se acabó el juego.

—¿Qué te ha parecido?

—¿Tú has vivido lo mismo que yo?

—Sí. He sido helado, y los unicornios y tú me lamíais. 

—¿Yo te lamía a ti? En mi juego, yo era el lamido; ¿también tenías sapos?

—Síii, qué graciosos.

—Graciosos, no sé.

—¿Quieres probar otro juego o lo dejamos?